DISEÑO

Qué hace un ilustrador y cómo convertirse en uno

Un ilustrador visualiza el texto para captar la esencia de lo escrito y ayudar al lector a procesar la información.
Abrir un libro, una revista, una página web o una app se vuelve una experiencia más agradable cuando hay ilustraciones de por medio. Un ilustrador traduce el texto para un lector a través de una pieza visual y artística que habla por sí sola. En este artículo te contamos todo lo que debes saber sobre esta profesión.

¿Qué hace un ilustrador?

Existen diferentes tipos de ilustradores y cada uno se especializa en diferentes técnicas y áreas, a continuación te explicamos los principales:
Ilustrador editorial
Es de los primeros que se nos vienen a la mente cuando pensamos en la palabra “ilustrador”. Este grupo de profesionales se encarga de crear imágenes originales para libros, revistas, y diarios. La tarea del ilustrador es agregar información visual para captar la esencia de lo escrito y ayudar al lector a procesar la información de una forma más fácil.
Fuente: Unsplash
Ilustrador de libros
Es una rama particular entre los ilustradores editoriales, que suele trabajar específicamente para el formato de libro físico. Estas imágenes no sólo acompañan al texto, sino que toman un rol protagónico en otras partes del libro: la portada, la contraportada y el lomo. El libro puede tener páginas reservadas para la ilustración, ya sea al principio o final de los capítulos. En algunas novelas estas páginas sirven para mantener al lector en ese universo, dar pistas o cerrar conceptos.
Fuente: Unsplash
Ilustrador de moda
Este tipo de ilustradores trabaja con el mundo de la moda. Su arte refleja la estética e imagen de los diseños. Estas piezas de arte son buscadas para participar en publicidad, síntesis de colecciones, y para popularizar diseñadores.
La ilustración de moda intenta capturar el espíritu del diseño y la marca. Fuente: Unsplash
Ilustrador de productos
Se encarga de crear la parte visual de cualquier producto comercial, desde una app hasta una caja de cereales. El ilustrador debe crear una imagen para representar los valores de la compañía de manera innovadora, clara y eficaz, para que el consumidor se sienta identificado con la marca y sus productos. Es un trabajo desafiante, ya que cada ilustración debe transmitir el mensaje correcto y asociarlo directamente con la marca.
La imagen del tigre de Kellogg´s se usa en el branding para transmitir juventud, salud, fuerza y energía. Fuente: Flickr
Artista de storyboard
Este ilustrador trabaja con animación: dirige y produce cortometrajes o largometrajes animados. Su rol principal es el de crear los visuales que representen las escenas principales de una historia: esto incluye poses de los personajes, expresiones, y fondos. Es un área muy interesante para quienes disfrutan del cine, la animación, la dirección y la ilustración.
Ilustrador técnico
Crea dibujos para simplificar textos — por ejemplo, una guía visual que ayude a entender las instrucciones de un electrodoméstico. Suelen estar acompañados de señaladores o flechas que indican partes importantes en el dibujo.
Fuente: IKEA
Ilustrador médico
Como su nombre lo indica, este artista colabora con médicos, científicos y otros profesionales para crear los bocetos. Debe tener un vasto conocimiento de las técnicas de dibujo y pintura para ilustrar de manera fiel las partes del cuerpo, la anatomía, etc. Estos dibujos acompañan los textos educativos y ayudan a los estudiantes de medicina a entender temas complejos.

¿Cuál es la diferencia entre un ilustrador y un diseñador gráfico?

Ambos se encargan de la comunicación visual y muchas veces estas dos profesiones requieren habilidades y herramientas similares. De hecho, muchas veces el ilustrador y el diseñador trabajan en equipo para crear un producto final.

Sin embargo, el diseñador gráfico debe seguir lineamientos específicos para ser preciso y entregar una imagen clara, mientras que el ilustrador tiene la oportunidad de plasmar su estilo, en sus obras a veces con ambigüedad o ironía ya que son arte. Cuando trabajan juntos, el ilustrador hace las piezas visuales y el diseñador las organiza en la página, o modifica la disposición de algunos elementos de la ilustración para armonizarla.

¿Dónde trabaja un ilustrador?

Hay muchos sectores en donde un ilustrador puede ejercer profesionalmente: cine, videojuegos, publicaciones, diseño web, etc. Editoriales, marcas, y agencias de animación buscan ilustradores para incorporar a sus equipos. Hay diferentes formas de dar a conocer tu talento y ser contactado. Puedes trabajar de modo freelance o a través de agencias:

  • Freelance: te mueves por tu cuenta, buscas clientes y preparas tus contratos. Puedes trabajar desde cualquier lugar del mundo, gestionar tus horarios, siempre y cuando cumplas con las fechas de entrega.
  • Agencias: el agente se enfoca en ofrecer el servicio, fijar el precio y hacer los contratos, mientras el ilustrador se dedica a la parte creativa. Las agencias pueden promocionarte y ayudar a expandir tu campo comercial. Algunos contratos pueden requerir que trabajes en un sitio determinado, pero generalmente se contempla que el ilustrador trabaje donde prefiera.

¿Cuánto gana un ilustrador?

El sueldo de un ilustrador depende del tamaño del proyecto, país, y experiencia del ilustrador. Glassdoor estima que el sueldo promedio es de $293,832 MXN al año para un junior y $366,520 al año para un senior.

¿Cómo convertirse en ilustrador?

Para convertirte en ilustrador tienes que aprender técnicas básicas para empezar, familiarizarte con nuevas herramientas, explorar y practicar mucho. Por eso, te recomendamos inscribirte en un programa de estudios, no sólo para aprender a dibujar, sino también para desarrollar una mirada crítica y encontrar tu estilo propio. 

Conviértete en Ilustrador Profesional en 15 meses, en el curso de EBAC. Aprende a crear composiciones,  distintas técnicas tradicionales y digitales para ilustrar, y desarrolla tu propio estilo en proyectos editoriales, comerciales, web y mucho más. Visita el sitio web de EBAC para conocer más sobre  el programa, y tus futuros profesores.

Rosina Marisin, profesora del curso online de Ilustrador Profesional de EBAC cree que explorando tus límites puedes encontrar tu propio estilo sin experiencia previa en el dibujo: “...me han tocado alumnos muy talentosos y personas que no sabían bien si ilustraban o no y descubrieron que lo hacían con un estilo muy diferente, me gusta que se diviertan y retarlos”.

¿Cómo ser un ilustrador freelance?

Crea un portafolio
El portafolio es la mejor carta de presentación para enseñar tus trabajos a clientes potenciales. Aquí tenemos unos consejos de cómo crear tu primer portafolio:

  • No es necesario tener un portafolio perfecto cuando empiezas. No seas tan perfeccionista: tu portafolio debe tener suficiente contenido para darte relevancia y seriedad, así que agrega los trabajos que más destacan ahora y con el tiempo irás perfeccionando tu técnica.
  • Es muy importante que las ilustraciones sean tuyas y no fanarts. Tu cliente tiene que ver que eres capaz de pensar por ti mismo e interpretar conceptos a tu manera.
  • Tener un portafolio digital. Hoy en día es súper importante tener presencia online. Así que te recomendamos publicar tu trabajo en una página web propia, o en plataformas como Behance, DeviantArt e Instagram, para que tu arte atraviese fronteras y atraiga nuevos clientes.
Fuente: Unsplash
Regístrate en las plataformas para freelancers
Usa las plataformas para freelancers (cómo Upwork, o Fiverr, etc.) para buscar clientes alrededor del mundo y recibir propuestas de trabajo. Piensa en tu tarifa ideal. Si sufres del síndrome de impostor, ofrécele al cliente que fije el precio y trata de negociar.
Networking
Crea buenos contactos: hacer networking con tus profesores y compañeros dará un impulso a tu carrera. Cuéntales a tus conocidos y familiares que te estás dedicando a la ilustración, para que te tengan en cuenta a la hora de recomendar o necesitar de tus servicios.

5 consejos para ser un buen ilustrador

La profesión del ilustrador tiene bastantes desafíos lo que la hace apasionante. Aquí te dejamos estos 5 consejos que te ayudarán en tu camino profesional:

  • Aprende distintas técnicas: explora para ampliar tus horizontes como ilustrador.
  • Encuentra tu estilo: con el tiempo tus creaciones tendrán un sello personal.
  • Busca clientes ya sea en plataformas freelancer o enviando tu portafolio a empresas con las que te gustaría trabajar.
  • Practica: trabaja día a día para mejorar tus técnicas. Irás ganando confianza, experiencia, y nuevo material para tu portafolio.
  • Rodéate de ilustradores y muestra tu trabajo: hacer networking con otros profesionales de tu área y publicar tus trabajos en redes sociales te ayudará a promover tu trabajo.
Si has decidido dedicarte a la ilustración, los expertos del curso online de profesional de Ilustrador Profesional de EBAC, te ayudarán a convertirte en todo un experto. En 15 meses aprenderás sobre composición, distintas técnicas tradicionales, digitales, y desarrollarás tu propio estilo en proyectos editoriales, comerciales, web y mucho más. Consulta la página del curso para conocer más sobre la profesión, el programa y tus próximos profesores.

¡Te invitamos a descubrir lo que este curso tiene para ti!