DISEÑO

Qué es el diseño gráfico: tipos, conceptos básicos, programas y razones para aprenderlo

El diseño gráfico transmite los principios de un negocio a través del arte.
El diccionario define el diseño gráfico como el arte o la habilidad de combinar textos e imágenes para anuncios de publicidad, revistas o libros, pero en realidad es mucho más que eso. Es una profesión que comunica mensajes a distintos grupos sociales de manera visual. En este artículo te explicamos todo lo que necesitas saber para empezar en el área; te llevarás algunos consejos para que empieces tu carrera profesional como un diseñador gráfico.

¿Qué es el diseño gráfico y para qué sirve?

Es poco probable que una compañía tenga éxito si no invierte en diseño gráfico, ya que el diseñador tiene la misión de crear la primera impresión de la compañía, definiendo los principios del negocio a través de su arte.
Un buen diseño gráfico logra comunicar la historia de la marca y atraer la atención de la clientela, incrementando las ventas, mejorando la visibilidad y aumentando la credibilidad de la compañía. Desarrolla la imagen profesional de la empresa, donde los elementos gráficos se vinculan para generar consistencia y unidad.
El logo de una compañía determina cómo los clientes potenciales percibirán al negocio. La función de un diseñador gráfico es crear un logo que sea único, atractivo, y representativo de la marca.

El caso práctico

Pensemos en dos empresas que ofrecen el mismo servicio y en el impacto que puede tener el diseño gráfico sobre su público ― Google y Bing.
Según un estudio realizado por Siegel+Gale, el logo de Google se encuentra entre los diez más memorables de la historia, junto con otras marcas de primer nivel como Nike, Apple, McDonald 's y Coca-Cola. El diseño gráfico de su logo no solo es creativo y reconocible, también transmite inteligencia; es intuitivo, simple y amigable con sus usuarios.
Por el contrario, el logotipo de Bing fue nombrado como el peor del 2009 tanto por empresas de diseño gráfico como por fanáticos de la tipografía. Descrito como desactualizado, aburrido, poco memorable y de calidad amateur, esto dañó la confianza que el público tiene en el servicio de la marca. Aunque Bing es una extensión de la exitosa compañía Microsoft, es el buscador número dos con solo un 5% de presencia en el mercado comparado con Google, que tiene más del 90%, según Statista y Statcounter.
Fuente: freepik

Salidas profesionales del diseño gráfico

Ahora que ya sabes qué es el diseño gráfico y cuál es su rol en el mercado laboral, echemos un vistazo a los ocho tipos de diseño gráfico existentes:

  • Diseño web: Es la rama que se encarga de diseñar la apariencia visual de un sitio web. Guía la manera en la que cada usuario lo percibe, organiza el contenido y crea una estructura que combina tipografía, imágenes y colores.
  • Diseño de la experiencia de usuario (UX): Se centra en elaborar productos que resulten intuitivos y amigables al usuario, y cubran sus necesidades. Trabaja principalmente en sitios web, aplicaciones móviles y juegos con la idea de que los elementos interactivos sean funcionales y fáciles de usar.
  • Diseño de gráficos en movimiento (o animación): Incluye animación, sonido, tipografía, imágenes, videos y efectos especiales que puedan utilizarse online. Al principio, se aplicaba en la industria de la televisión y el cine, pero hoy en día puede encontrarse tanto en plataformas digitales tales como Netflix, Amazon Prime y YouTube, como en videojuegos y redes sociales.
  • Branding: Se especializa en desarrollar la identidad de una marca para comunicar su personalidad, tono y esencia. En esta rama se combinan logos, tipografía, paletas de colores e ilustraciones.
  • Diseño publicitario: Su función es diseñar flyers, carteles comerciales y folletos. El diseñador gráfico especializado en este campo puede tener experiencia en marketing y desarrollar una profunda visión comercial.
  • Diseño de packaging: Esta especialidad se encarga de crear la imagen externa de los envases. Estos diseñadores conocen las herramientas de impresión. Son flexibles, creativos, capaces de resolver problemas y de adaptarse a las peculiaridades de cada industria para que los productos que diseñen capten la atención del público.
  • Diseño editorial: Consiste en las publicaciones de distribución masiva como libros, periódicos, catálogos y revistas. Las publicaciones digitales cobran vital importancia, por eso los especialistas en esta área deben desarrollar vínculos con editores y otros perfiles de la industria para diseñar portadas y acordar una tipografía selecta, ilustraciones, fotografías y gráficas para el contenido del producto en todos sus formatos.
  • Diseño ambiental: Los ejemplos de este tipo de diseño incluyen murales y ambientación de eventos, conferencias, exhibiciones en museos, interior de tiendas, bares y restaurantes. El diseñador ambiental debe combinar conocimientos en arquitectura, paisajes, diseño industrial y diseño de interiores.
Fuente: freepik

Conceptos básicos de diseño gráfico

Todas las disciplinas derivadas del diseño gráfico siguen los mismos conceptos básicos ― son reglas que ayudan a definir y regular cómo cada elemento interactúa con otro, con el contexto y con el público. Nos enfocaremos en los siete conceptos básicos más importantes:
  • Línea: dependiendo de su longitud, forma y grosor, cada línea ayuda a mostrar movimiento y comunicar emociones. Por ejemplo, líneas oscuras expresan estabilidad, mientras que los garabatos evocan nerviosismo.
  • Forma: se definen como áreas con perímetros cerrados. Suelen dividirse en geométricas y orgánicas. Las formas redondeadas se vinculan con armonía, las cuadradas y rectangulares se asocian con equilibrio y las asimétricas comunican caos o desorganización.
  • Color: la teoría del color es un conocimiento indispensable para que el diseñador gráfico pueda crear combinaciones apropiadas con esquemas complementarios o análogos para producir diferentes reacciones psicológicas según el contexto cultural, y de esa manera potenciar cada proyecto.
  • Textura: es la forma en la que percibimos las superficies, ya sean suaves, ásperas, viscosas, arenosas, etc. El agregado de texturas a un proyecto lo hace más interesante, llamativo, voluminoso y, en consecuencia, más pulido y profesional.
  • Tipografía: el tipo de letra afecta el humor de un diseño. Se clasifican en fuentes con serifa (al estilo romano), sin serifa (sin remates ni terminales), cursivas (manuscritas) y decorativas (de exposición). Ciertas tipografías denotan modernidad como Helvetica o elegancia como Bickham. El diseñador aprovecha los rasgos de las fuentes para transmitir las características del producto.
  • Espacio: Aumenta el impacto visual de la obra, equilibra elementos pesados con ligeros y hace énfasis en lo que se quiere transmitir. Sin suficiente espacio, una imagen puede saturarse de elementos y confundir al público. Saber cómo trabajar un espacio permite señalar la importancia de un elemento con respecto a otro, pero también puede marcar la diferencia en la composición, logrando transformar obras amateurs en trabajos profesionales.
  • Imagen: es el uso de ilustraciones y fotografías para atraer la atención del público y expresar mensajes específicos. La idea es maximizar el interés visual con imágenes de colores contrastantes y diferentes texturas con la intención de que el público se enfoque en el producto.
Fuente: freepik

Programas y herramientas de diseño gráfico

Existen muchos programas que facilitan aplicar los conceptos básicos.
Entre los más destacados se encuentran:
  • Adobe Illustrator: es un editor de gráficos vectoriales y un programa de diseño para crear ilustraciones, gráficas, diagramas, tablas, logos y dibujos animados.
  • Adobe Photoshop: se emplea para la edición y el retoque de fotografías y gráficos.
  • GIMP: manipula imágenes digitales tanto para crear ilustraciones como para editar fotografías. Contiene las herramientas esenciales y es gratuito.
  • CorelDRAW: trabaja con vectores como Adobe Illustrator con la diferencia de que los diseñadores especializados en marketing lo prefieren para impresión y creación de flyers, boletines informativos y tarjetas de presentación.
  • Blender: es un software gratuito para modelado, iluminación, renderizado, animación y creación de gráficos tridimensionales.
  • Sumo Paint: es gratis y se adapta tanto a computadoras como a dispositivos móviles. Funciona online y ofrece herramientas sencillas de edición y dibujo.
En cuanto a las herramientas, el diseñador deberá contar con:
  • Computadora: debe soportar el software de diseño gráfico y tener suficiente memoria y capacidad para compilar y guardar los trabajos digitales.
  • Teléfono inteligente o smartphone: por razones de conectividad, que pueda tomar fotografías y videos de alta calidad. Hay apps funcionales que permiten trabajar de forma profesional como si se estuviera diseñando desde una computadora.
  • Papel y lápiz: la herramienta tradicional para plasmar ideas, bocetos e inspiraciones.
  • Portafolio: es la representación visual de la experiencia del diseñador. Permite exhibir la capacidad y visión creativa del profesional a través de sus diseños, con el fin de atraer la mirada de potenciales clientes.
Fuente: Unsplash

Las dos preguntas más frecuentes sobre la profesión

¿Necesitas experiencia para convertirte en diseñador gráfico?
Las empresas buscan diseñadores gráficos con al menos un año de experiencia. Sin embargo, dentro de la carrera de diseñador gráfico, obtener esa experiencia es posible a través de diversas maneras.
Puedes empezar con pasantías, trabajos voluntarios, colaborar con startups, y también son útiles los proyectos personales.
La herramienta principal a la hora de buscar trabajo es el portafolio. En EBAC te ayudamos a crearlo para que destaques y consigas que los reclutadores se fijen en ti.

¿Cuánto gana un diseñador gráfico?
Estos son los salarios actuales en la CDMX según Glassdoor:
Un diseñador gráfico junior empieza con un salario de $133,000/año en promedio. A medida que se adquiere experiencia en el campo, estos valores crecen: para un diseñador gráfico mid, aumenta a $233,000/año, y un diseñador senior puede ganar más de $377,000/año. Al convertirse en director de arte senior, el promedio anual supera los $498,000.
Si hablamos de otros países de Latinoamérica, en Colombia el salario promedio es de $18,000,000 COP al año, y en Perú los diseñadores gráficos ganan en promedio 57,000 PEN anuales.

Conclusión

El diseño gráfico es una de las carreras profesionales más valoradas en el mercado y se encuentra en constante crecimiento, ya que es flexible, genera altos ingresos y ofrece independencia laboral. Algunas de las principales capitales del mundo, tales como Washington, tienen proyectado un desarrollo en el área de más del 20% para los próximos diez años.
Si estás pensando en dedicarte profesionalmente al diseño gráfico, EBAC te ofrece el curso online de: Profesión de Diseñador Gráfico. Aprenderás las bases de softwares de diseño gráfico, el proceso creativo, tipografía, branding e identidad visual, diseño en diferentes formatos, gestión de proyectos, packaging y mucho más. Las clases son en video; tendrás acceso a todo el material del curso en la plataforma digital de por vida. Realizarás actividades con horario flexible y feedback personalizado sobre tus proyectos. Al finalizar el curso con profesionales líderes en la industria, recibirás el certificado de EBAC que hará que tu currículum destaque sobre el resto de los diseñadores.